pints and crafts

Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem ei est. Eos ei nisl graecis, vix aperiri elit

Get social:

Tequila Blanco al Tequila Extra Añejo ¿Cuál es la diferencia?

Muy probablemente conoces y has tomado tequila, una bebida tradicionalmente mexicana y con denominación de origen. Sin embargo, cuando nos preguntan si preferimos blanco, reposado y añejo, muchas veces no tenemos muy claro qué es lo que defina a cada uno de esos tequilas.

 

Es por eso que a continuación, te platicaremos en qué se diferencian cada uno de los tequilas.

 

Tequila Blanco y Plata

 

El tequila blanco es aquel que, después de haber sido destilado en alambique, pasa directo a ser envasado sin pasar por barrica.

 

Por otro lado, el tequila Plata es una derivación del tequila blanco, el cual pasa entre 15 y 20 días en barrica. Esto se hace con el fin de que el tequila adquiera ciertas características de la barrica, tales como aromas, sabores e incluso, un poco de color.

 

Tequila Reposado y Doble Reposado

 

Una vez que el tequila fue destilado en alambique, puede pasar directo a ser envasado o puede ser llevado a madurar en barrica, y es aquí donde comienzan a convertirse en reposados, añejos y hasta extra añejos.

 

El tiempo en barrica es lo único que puede hacer que un tequila blanco se convierta en añejo y las cantidades de tiempo mínimas son establecidas por el CRT (Consejo Regulador de Tequila).

 

El CRT establece que para que un tequila blanco se convierta en Reposado, debe madurar en barrica de madera de roble o encino un tiempo mínimo de 2 meses.

 

Doble Reposado

 

En cuanto se cumple el tiempo mínimo, cada casa tequilera puede decidir si envasarlo en ese momento, o dejarlo reposar un par de meses más para que sea un reposado de mucha más calidad.

 

Un ejemplo es la edición Doble Reposado de Adictivo Tequila. Para esta marca en específico, cuando el tequila cumplió el tiempo mínimo para ser reposado, lo retiran de la barrica y lo vuelven a ingresar en una segunda barrica hasta 4 meses más. Convirtiéndolo así en un tequila doble reposado, el cual adquiere muchas más propiedades de la barrica.

 

Tequila Añejo

 

Para que un tequila se vuelva añejo, tiene que pasar mínimo un año en maduración de barrica de roble o encino. Muchas casas tequileras, lo que hacen es madurar el tequila en barricas donde ya se añejó vino o whiskey, de esta forma el tequila adquiere propiedades de los destilados que ya maduraron en dicha barrica.

 

Tequila Extra Añejo

 

Ya vimos que un tequila se vuelve reposado al pasar un mínimo de 2 meses en barrica y para volverse añejo requiere de al menos 1 año de maduración. Ahora toca el turno de saber la edad de maduración de un tequila extra añejo.

 

El Tequila Extra Añejo es de los favoritos de los conocedores y también es uno de las más costosos. Esto se debe a que, para que un tequila recién destilado se vuelva extra añejo, debe cumplir con una maduración de al menos 3 años.

 

Todo este tiempo que pasa en barrica hace que sea el tequila que adquiere las mayores propiedades de la barrica. Es por eso que un tequila extra añejo es más suave, rico en notas de maderas y con un sabor más dulce al paladar gracias a la influencia de la madera y los destilados que ya maduraron en las barricas anteriormente. Este tequila se recomienda solo y en una copa overture para poder apreciar todas sus propiedades.

 

Ahora ya lo sabes, la próxima vez que alguien te ofrezca un tequila, pregunta si tienen reposado o añejo y si no saben la diferencia, podrás aprovechar y verte como todo un conocedor.  Y recuerda, ¡Nunca mezcles un tequila extra añejo! Este se disfruta mejor solo. Si lo que quieres es una bebida mezclada, pide mejor un tequila blanco.

 

Si quieres poner en práctica este nuevo conocimiento, te recomendamos probar el Tequila Extra Añejo de Adictivo Tequila, aquí podrás encontrar todos sus productos.